Activar máximo rendimiento

Existe una forma de activar plan de máximo rendimiento en Windows 10. Y es que el sistema operativo cuenta con diversas funciones para gestionar de forma avanzada la energía que consumen los componentes. En este artículo veremos cómo activar este plan que esta oculto gracias a este truco.

Qué son los perfiles de energía

Os vamos a explicar de forma rápida qué son los perfiles de energía y cómo acceder a ellos en Windows 10.

Un perfil de energía básicamente se trata de una configuración ubicada en el panel de control que gestiona de forma relativamente avanza la energía de todo nuestro ordenador. Gracias a un plan de energía, el sistema operativo interactúa con los componentes del ordenador para maximizar rendimiento o en cambio para minimizar la energía consumida en cada momento.

Entre los elementos que es capaz de gestionar tenemos: discos duros, ranuras PCI, procesador, puertos USB o la pantalla. También cuenta con opciones para configurar los botones de inicio/apagado, configuración multimedia, redes y algunas cosas más que de hecho podremos nosotros configurar accediendo al lugar correspondiente.

Decimos que es un método relativamente avanzado porque no nos aporta demasiadas opciones de cara al usuarioni tampoco una trasparencia total a cómo realiza esta gestión de la energía. Nosotros tan solo podremos cambiar elementos como la carga del procesador mínima y máxima, apagado de discos duros, y opciones del estilo para lo que hemos comentado.

No disponemos de mediciones de potenciaparámetros de voltaje y nada de esto. De hecho, habrá perfiles muy similares a la vista del usuario que luego generen resultados distintos en el rendimiento.

Cómo acceder a las opciones de energía de Windows 10

Ahora debemos aprender a acceder a las opciones de energía de nuestro sistema operativo.

Lo que debemos hacer es abrir el menú inicio y escribir en el buscador Editar plan de energía. Tan pronto como nos aparezca el resultado de búsqueda con icono de batería pincharemos para acceder a él. De esta forma apareceremos en la ventana que veremos a continuación.

Editar plan de energía

Realmente no aparecemos en el menú principal de los perfiles de rendimiento. Así que tendremos que pulsar arriba, en la barra de navegación sobre Opciones de energía para ir un paso atrás.

Pues aquí están todos los perfiles disponibles por el momento. Lo más normal es que tengamos uno equilibrado, otro economizador y quizás uno de alto rendimiento si no estamos en un portátil. Además, podremos ver otros distintos en el caso de portátiles, que añada el propio fabricante de fábrica.

Pues bien, si pulsamos sobre cambiar la configuración del plan entonces accederemos a la ventana de partida, y ahí podremos modificar un par de opciones sobre la suspensión del equipo y la pantalla. Pero la configuración más interesante está en Cambiar la configuración avanzada de energía. También podremos crear nuestro propio plan de energía.

Aquí es donde veremos todas las opciones a las que hicimos referencia en el apartado anterior, en donde podremos interactuar con el hardware para modificar su consumo de energía de forma bastante poco transparente.

Opciones de energía

Activar plan de máximo rendimiento en Windows 10

Ya sabemos dónde se encuentran los planes de energía, y ya os adelanto que no habrá ni rastro del plan máximo rendimiento. Para que lo entendamos, básicamente es el plan más agresivo que tiene el sistema para el rendimiento del equipo.

Y lo cierto es que es muy similar al de Alto rendimiento, al menos en la configuración visible, pero nada más lejos de la realidad el equipo va a presentar un mejor rendimiento con el plan más agresivo. Luego veremos los resultados.

También es importante saber que éste plan se encuentra disponible en el sistema desde la versión 1803 (Creators Update) así que es bueno conocer qué versión de sistema tenemos para estar seguros de que el plan aparecerá. Para ello, solo tendremos que abrir la herramienta Ejecutar con la combinación de teclas Windows + R y escribir WINVER.

Acerca de Windows

Aparecerá una ventana informándonos de la versión de Windows que tendremos. Si es mayor a 1803 pues sin problema alguno. Comencemos el proceso.

Y lo primero será abrir una ventana de Windows PowerShell como Administrador, así que pulsaremos con botón derecho sobre el botón de inicio y de este menú secundario elegiremos la opción correspondiente.

A continuación, tendremos PowerShell en modo administrador y será el momento de ejecutar el comando que nos habilitará el perfil máximo rendimiento en el sistema. Ese comando será el siguiente:

powercfg -duplicatescheme e9a42b02-d5df-448d-aa00-03f14749eb61

Lo pegaremos tal cual, y aparecerá un mensaje relativo al plan y su activación en la GUI del sistema.

PowerShell

Si ahora volvemos a abrir las opciones de energía, comprobaremos que este nuevo plan aparece en la lista. No debemos confundir Alto rendimiento con Máximo rendimiento.

A partir de ahora, simplemente pulsaremos sobre este plan para activarlo o desactivarlo, y en teoría, nuestro equipo rendirá en sus máximas posibilidades, al menos en lo que está al alcance del sistema operativo y hardware.