Windows 11

El primer problema de Windows 11

AMD y Microsoft han determinado que los procesadores AMD compatibles con esta nueva versión pueden ser hasta un 15% más lentos de lo normal.

Tras pasar varios meses anunciando las características que trae este nuevo sistema operativo es bastante probable que quieras probarlo, aunque he de aconsejarte que esperes un poco más, si tienes un ordenador con un procesador AMD Ryzen, debido a que están surgiendo problemas de compatibilidad.

Problema Rendimiento AMD Ryzen

El problema es que se ha detectado una bajada del rendimiento de hasta el 15% en ordenadores con el procesador mencionado y la última versión de Microsoft, además, AMD ha publicado un artículo en su página donde se explican los errores.

A pesar del inconveniente, tanto AMD como Microsoft han encontrado a los protagonistas de estos problemas:

  • Windows 11 parece provocar que la demora del caché L3 se triplique. El L3 significa que el ordenador puede trabajar a velocidades elevadas gracias a la memoria caché del procesador, en este caso, su rendimiento puede llegar a disminuir entre un 10-15%.
  • Por otro lado, Windows 11 tiene dificultades con la tecnología núcleo preferido de AMD para optimizar la velocidad del dispositivo.

AMD ya ha avisado a los usuarios que dispongan de la última actualización de Microsoft que sufrirán problemas de velocidad en tareas que requieran mucho esfuerzo por parte de la CPU (unidad central de procesamiento). Mientras tanto, ambas entidades están investigando de manera activa dicho error para resolverlos a través de actualizaciones de software.

Desafortunadamente todavía no existe una solución de terceros para remediar esta situación, así que los usuarios tendrán que esperar a finales de octubre para que estos inconvenientes se eliminen con parches necesarios.