En ocasiones a la hora de desinfectar el sistema de alguna infección vírica (virus, troyanos, gusanos, espías…) ya sea de forma manual o utilizando productos antivirus, nos encontramos con archivos .dll, .exe u otros que no podemos eliminar porque estan siendo utilizados por otras aplicaciones. Para poder borrarlos se puede seguir alguno de los siguientes procedimientos:

Administrador de tareas

Si tenemos archivos (ejecutables) que no se pueden eliminar por estar en ejecución, se pueden terminar los procesos desde el Administrador de tareas de Windows y así poder borrarlos.

En la opción Ejecutar existente dentro del menú Inicio de Windows, escribir «taskmgr» (sin las comillas), hacer clic en Aceptar y se abrirá el Administrador de tareas.
Otra forma de abrir el Administrador de tareas es pulsando Ctrl+Alt+Supr.

Seleccionar el archivo a eliminar (en la carpeta de Procesos) y pulsar Terminar proceso.

Tras salir del Administrador intentar eliminar el archivo ejecutable.

Modo a prueba de fallos

Reiniciar en modo a prueba de fallos para que sólo cargue la configuración mínima con lo que se podrán borrar archivos que en modo normal estarían en ejecución.

Killbox

Puede usar el programa Pocket Killbox 2.0 (Killbox) que sirve para eliminar tanto librerías .DLL, .EXE como otros archivos que no se dejen eliminar normalmente.

Trucos Windows 7 Previous post Temas Windows 7 a fondo
P2P Next post BitTorrent