Cuando salimos de Windows normalmente guarda la configuración del escritorio, es decir, lugar donde se encuentran los iconos, apariencia, y otro parámetro.

Si deseas que aunque se haga algún cambio en el escritorio de Windows y no quieres que estos queden guardados para próximas sesiones, deberemos desactivar el auto guardado y para ello disponemos del siguiente truco:

  • – Abrimos el registro de Windows, Inicio->Ejecutar->regedit.
  • – Buscamos la clave:
    HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer
  •  – Creamos un nuevo valor DWORD NoSaveSettings, o lo modificamos si es que ya lo teníamos, dando el valor 1.

Nota: Ahora sólo debemos reiniciar.

Si quisiéramos volver al estado anterior sólo debemos editar de nuevo NoSaveSettings y darle el valor 0.
Truco enviado por: LordSauron

Previous post Evitar la activación de Windows XP
Password-Contraseña Next post Hackear los Passwords de Windows NT