Con Windows 10 será muy problemático el instalar un sistema Linux

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Con Windows 10 será muy problemático el instalar un sistema Linux.

Las BIOS tradicionales fueron sustituidas por la llegada al mercado de las placas base UEFI y el cambio se presentó omo una forma de garantizar que en los equipos se instalaría tan solo software seguro.

¿Qué es UEFI?

UEFI (Unified Extensible Firmware Interface) es una interfaz de firmware estándar para PCs, diseñada para reemplazar el BIOS (sistema básico de entrada y salida). Es un estándar creado por más de 140 compañías tecnológicas que forman parte del consorcio UEFI, en el que se incluye Microsoft. Se ha diseñado para mejorar la interoperabilidad del software y solucionar las limitaciones del BIOS. Algunas de las ventajas que ofrece el firmware UEFI son:

  • Mayor seguridad, ya que ayuda a proteger el proceso previo al inicio (o prearranque) frente a ataques de bootkit.
  • Tiempos de inicio y reanudación desde la hibernación más rápidos.
  • Compatibilidad con unidades de más de 2,2 terabytes (TB).
  • Compatibilidad con modernos controladores de dispositivos de firmware de 64 bits que el sistema puede usar para direccionar más de 17,2 mil millones de gigabytes (GB) de memoria durante el inicio.
  • Capacidad para usar el BIOS con hardware UEFI.
Pero este arranque seguro (Secure Boot) traerá problemas a los usuarios de Windows 10 y que intente instalar otro sistema operativo en ese equipo y en arranque dual, por ejemplo una distribución de Linux.

El Secure Boot en las placas UEFI nos garantiza que el software que pretendamos instalar es original y seguro, y esto evitará que nuestra información privada sea blanco de los intrusos. Pero el contratiempo vendrá cuando pretendamos instalar otro sistema operativo en "dualboot" junto a Windows 10.

En Windows 8 y Windows 8.1 Microsoft forzó a los fabricantes que vendían equipos con versiones de Windows preinstaladas a que fuese posible, y permitir, la desactivación del "arranque seguro" entrando en los ajustes de la configuración UEFI, y aquí deshabilitar Secure Boot. De esta forma ya nos era posible la instalación de un segundo sistema operativo.

Pero en Windows 10 ya no será posible, Microsoft ya no obligará a los fabricantes a permitir la desactivación del arranque seguro, en la nueva versión serán los propios fabricantes los que decidan si permiten o no deshabilitar el "secure boot" en los equipos. Por lo que al adquirir un nuevo PC deberemos estar informados si ese fabricante limita o no la configuración de la placa UEFI para impedir que otro sistema sea instalado.

La creencia general es que los fabricantes se inmiscuyen en un tema que no es de su incumbencia ya que debe ser el propio usuario el que tenga el control sobre la configuración de su equipo.

------------------------------------------------------------
 
Buscar...
Arriba Pie