Samsung pudo adquirir Android pero despreciaron el proyecto

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Samsung pudo adquirir Android pero despreciaron el proyecto.

Samsung pudo comprar Android en 2005, antes de que pasara a manos de Google, pero sus responsables se rieron del proyecto.

La industria tecnológica nos deja muchas historias del tipo… “¿Qué habría pasado si…?”. Ofertas de empresas, negociaciones truncadas, fichajes que se quedaron a las puertas o productos y servicios que nunca llegaron a salir de los laboratorios de prueba o algúnos ordenadores de sobremesa.

Acabamos de conocer otro “pudo ser y no fue” gracias al periodista Fred Vogelstein. En su nuevo libro ‘Dogfight: How Apple and Google Went to Star and Started a Revolution’ cuenta como Samsung tuvo la oportunidad de hacerse con Android en su momento, pero rechazó la compra y prácticamente se burló de la iniciativa.

Sucedió en 2005, cuando aún le quedaban dos años al primer iPhone para asomar la cabeza y para que se comenzara a hablar de teléfonos inteligentes y Nokia era el líder indiscutible entre los fabricantes de móviles. Entonces Android era una pequeña startup que había surgido con la idea de desarrollar una plataforma de softare para cámaras digitales.

Semanas antes de que Google cerrara la compra de Android ese mismo año por 50 millones de dólares, el responsable de la firma del robot verde, compuesto por media docena de personas en ese momento, mantuvo una reunión con directivos de Samsung en Corea. Andy Rubin presentó su proyecto ante una veintena de ejecutivos de la firma asiática explicándoles su intención de diseñar un nuevo sistema operativo para móviles. Lo único que consiguió el responsable fue un jet lag por el viaje y algúnos chistes y risas por parte de los altos cargos de la empresa coreana.

“¿Tú y qué ejército vais a crear esto? Tienes seis personas. ¿Estás drogado?”. Es básicamente lo que me dijeron”, recuerda Rubin en la obra de Vogelstein.

Teniendo en cuenta el gran crecimiento del SO del androide verde y que Samsung es hoy en día el mayor abanderado de Android, probablemente muchos directivos del fabricante de los Galaxy se acuerde de aquel encuentro y se esté tirando hoy de los pelos.

Fuente: itespresso.es
 
Arriba Pie