Solucionador de problemas

El solucionador de problemas sigue estando muy presente en Windows 10. Introducido en ediciones anteriores del sistema operativo de Microsoft, es la tabla de salvación para los usuarios más inexpertos.

A veces los altavoces o el WiFi dejan de funcionar sin motivo aparente, pero quizás este programa integrado en W10 tenga la solución más sencilla y evidente.

Si no sabes dónde está el solucionador de problemas de Windows 10, te explicamos cómo lo puedes abrir.

Una vez llegues a él, debes tener claro cuál es exactamente el problema, o más bien a qué área del funcionamiento de tu PC afecta.

A partir de ahí el software te dirá a qué puede deberse esta incidencia.

Para activar esta opción, lo que debemos hacer es abrir el menú de Configuración de Windows 10 y desplazarnos hasta el apartado Actualización y seguridad -> Solucionar problemas.

Pulsamos sobre este enlace y nos llevará a un nuevo apartado de configuración dentro del menú de Privacidad. Nos desplazamos hasta la parte inferior de este menú y podemos encontrar un apartado llamado Procedimientos de solución de problemas recomendados.

Este nuevo apartado permitirá a Windows 10 solucionar los problemas que puedan aparecer en el sistema operativo de la forma que queramos. La opción configurada por defecto será que cuando se detecte un problema nos avise, pero no aplique correcciones de forma automática.

Si pulsamos sobre la lista podemos ver otras dos opciones más; una de ellas permitirá a Windows 10 solucionar los problemas automáticamente y mostrarnos un aviso cuando lo haga, y la otra de ellas directamente solucionará los problemas y no nos avisará.

Elegimos la opción que queramos y listo. A partir de este momento Windows 10 se encargará de aplicar las correcciones de problemas automáticamente cuando detecte que algo no está funcionando como debería.