TRIM

Este es un comando específico para los SSD, dando igual si el SSD usa el protocolo de datos SATA o el NVMe.

TRIM es una instrucción que le manda el sistema operativo al SSD y que nos puede ayudar a recuperar el rendimiento de nuestra unidad de almacenamiento sólido.

TRIM evita la degradación del disco duro, así que, si queremos alargar la vida de nuestros SSD, comprobar si esta habilitado es una buena idea.

Windows 10 debe haber habilitado de forma predeterminada esta opción, pero asegurarse no es mala idea, puedes hacerlo desde la línea de comandos del sistema.

Abrimos una ventana del símbolo del sistema y escribimos el comando fsutil behavior query DisableDeleteNotify

Recuerda ejecutarlo como administrador. 

Comando comprobar TRIM activo

La pantalla que se nos debería de salir es como la que estáis viendo en la imagen. Si el resultado es 0, significa que TRIM está correctamente activado en vuestro ordenador.

Pero, si el resultado que os da es 1, entonces significará que este comando no está activado y, por tanto, no se está ejecutando en vuestros SSD.

Activarlo es tan sencillo como emplear el comando fsutil behavior set DisableDeleteNotify 0 y automáticamente, se activará.

¿Qué es TRIM?

Los SSD leen y almacenan los datos en grupos denominados páginas. 

Cuando juntamos 128 de estas páginas, lo que tenemos es un bloque de datos. Esto es algo que nos debe de quedar claro desde el principio.

Podríamos imaginarnos que cada bloque de datos es un libro, pero qué sucede si queremos prescindir de una de la páginas de nuestro libro.

Si el libro está almacenado en un SSD, la unidad copiará todas las páginas del libro, menos la que queremos borrar a un buffer o a una caché temporal, luego eliminará el libro original. Y volverá a meter todas las páginas que ha copiado en otro libro.

Es un método bastante poco eficiente, especialmente si lo comparamos con lo que suele hacer un disco duro donde lo único que sucede es que se eliminan los datos directamente del plato donde se han grabado.

Funcionamiento de TRIM

TRIM lo que hace es marcar aquellos bloques del SSD que están listos para ser borrados, es decir, en lugar de tener al SSD todo el rato realizando operaciones de lectura y escritura, marca los bloques para su borrado de manera posterior, o lo que es lo mismo, todas las operaciones de borrado se realizan a la vez.

Esto optimiza bastante el rendimiento del SSD ya que dichas operaciones de borrado se realizan cuando el equipo no está utilizando el SSD.